El blog de Carmen Martín -Abogados-

Trabajo como Abogado, asesoro principalmente, a víctimas de maltrato y personas mayores de 65 años

El blog de Carmen Martín -Abogados- - Trabajo como Abogado, asesoro principalmente, a víctimas de maltrato y personas mayores  de 65 años

¿Hasta cuándo?

images[3]Ese mes en el calendario hay dos fechas importantes, el día 20 de noviembre se conmemora el día Internacional de los derechos de los niños y el día 25 de noviembre, día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer.

Los niños y las mujeres son las personas más desamparadas de la sociedad, parece que hay leyes que los protegen, pero en la práctica no se aplican. Basta hojear los titulares de las noticias de esta semana para darse cuenta que, constantemente, hacen referencia a alguna  vulneración de sus derechos, los presuntos abusos sexuales cometidos en Granada por miembros de la Iglesia, parece ser que no se cumplieron las normas que dicta la Santa Sede que obliga a actuar ante no sólo los presuntos abusadores, sino ante los encubridores y por ello, consentidores.  Una juez obliga a un menor a hacer la primera Comunión, en una parroquia de Sevilla, sin ser oído el menor, que digo yo, es la parte más interesada. Esta Juez debería aplicar la Ley de derecho internacional, que incluso está por encima del ordenamiento jurídico español y dice que los menores deben ser escuchados, artículo 12 de la Convención de los derechos de los niños “Todo niño que esté en condiciones de formarse un juicio propio tiene derecho a expresar su opinión en todo aquello que le afecta y a que se tenga en cuenta esta opinión.”  Menos mal, que la Constitución Española en su artículo 16 declara que España es un Estado aconfesional.

Hay otros casos, que no aparecen en titulares, aunque son igual de sangrantes, la semana pasada, en el Juzgado de violencia sobre la mujer de Alcorcón, el Fiscal también llamado Ministerio Público, cuya obligación es defender a la mujer víctima de maltrato decide no acusar por un delito de maltrato continuado al cónyuge que había pegado a su esposa, con un informe de la Policía confirmando los hechos, un parte de lesiones del médico de urgencia, un informe de la médico forense avalando las lesiones, con el testimonio de la propia mujer y de la hija en común del matrimonio, tampoco creyó conveniente el señor Fiscal interesar ningún tipo de medidas de carácter civil. El Ministerio Fiscal no consideró que la mujer y su hija necesitaban ningún tipo de protección. La jueza, haciendo caso omiso al resto de pruebas, dictó sentencia conforme a lo solicitado por el Fiscal, para Su Señoría, las víctimas no tenían miedo, llevaban tantos años conviviendo con el imputado, que no experimentaban miedo. ¿Cómo le dices a la mujer víctima de agresión, en este caso que, ha hecho bien denunciando?  ¿Para qué le ha servido?  Para reafirmar la conducta del maltratador y poner más en peligro su vida y la de su hija.  Lamentablemente, estoy observando que no es un hecho aislado.  No es que no haya leyes, es que estas se ignoran y no se aplican.  En estos casos no ha fallado el texto legal, han fallado, presuntamente, las personas que deben velar para que se cumpla.  ¿Hasta cuándo?  Basta ya.

De la Comisión para la investigación de malos tratos a mujeres.

imagesFH5S8KEGQue una víctima de maltrato, tenga miedo, es lo habitual, pero que se paralice por miedo una institución creada para proteger a las víctimas, no lo entiendo. No entiendo por qué niegan ayuda psicológica a una mujer maltratada y a sus hijos.

Se supone que la comisión para la investigación de malos tratos a mujeres, con sede en Madrid, tiene un programa de atención integral a la mujer maltratada, en este programa ofrece atención en salud mental e intervención psicosocial, así como atención psicológica.

No salgo de mi asombro cuando compruebo que no quieren atender psicológicamente a unos niños porque, tienen miedo a que el padre pueda interponerles una denuncia.  La Comisión, no solo tiene miedo a que el padre pueda interponer una denuncia contra el psicólogo que trata a sus hijos, sino que también tienen miedo a hacer un informe para poder solicitar al Juez, esa ayuda psicológica que necesitan esos niños.  El miedo es sano, es una emoción natural de las personas, un mecanismo de defensa, nos salva la vida.  Cuando ese miedo, paraliza a una institución, es preocupante.

Evidentemente, un maltratador no va a dar autorización para que sus hijos sean tratados psicológicamente por maltrato, pero eso tiene solución.  Con un informe en el que conste que, evaluados los niños, recomiendan que reciban terapia, es complicado que un Juez, se niegue a conceder esa ayuda psicológica.

Estoy sumamente indignada y desencantada, otra injusticia más que añadir en la mochila de las víctimas.  ¿Por qué se niega la Comisión a prestar ayuda psicológica a estos niños?  Por miedo a una demanda, así lo reconoce su psicólogo infantil, le denunciaron hace unos meses y no quiere volver a pasar por ello.   Debería hacérselo mirar.  Mientras, esos niños sin ayuda.

¿Para que está la Comisión? Para defender los intereses de las víctimas de maltrato y, no lo hacen porque el miedo les paraliza.  Pues si no luchan aunque sientan miedo, que dejen de trabajar allí y, busquen otro sitio más tranquilo.  Cuando una persona trabaja con víctimas de maltrato, ya saben que detrás están los maltratadores. Qué un psicólogo de la Comisión no acepte tratar a un niño por miedo, da qué pensar.  ¿Qué pasa? ¿No encuentra ayuda en la institución para la que trabaja?  ¿Se ha contaminado con el miedo de las víctimas? La verdad, me surgen muchas preguntas.

Quiero dar las gracias a la  Comisión por ayudar a muchas mujeres y niños, pero también quiero darles un tirón de orejas y decirles que luchen, aunque tengan miedo. 

La palabra convence, pero el ejemplo, arrastra.