El blog de Carmen Martín -Abogados-

Trabajo como Abogado, asesoro principalmente, a víctimas de maltrato y personas mayores de 65 años

El blog de Carmen Martín -Abogados- - Trabajo como Abogado, asesoro principalmente, a víctimas de maltrato y personas mayores  de 65 años

Tu salud y el maltrato.

frase-cuando-una-mujer-ha-sufrido-maltrato-reune-unas-caracteristicas-que-hacen-que-pierda-su-salud-maria-jose-rodriguez-de-armenta-149731[1]Todas las mujeres que sufren maltrato tienen algún problema de salud.

Cuando el sufrimiento, la rabia y la frustración cotidianos no resueltos roban a nuestro cuerpo la energía productora de salud, es esencial llevar sanación y comprensión a nuestros pensamientos, emociones y actos. Las heridas del pasado de una mujer sólo se hacen potencialmente devastadoras para ella, física o emocionalmente, cuando tiene la idea de que lo que le ocurrió en el pasado estuvo mal, que no debió haber ocurrido, y que el maltratador abusó de ella deliberada y conscientemente. Entonces introduce en su patrón emocional y psíquico un modelo conflictivo de cómo debió haber sido su vida, introduce la acusación y la culpa.

La química del conflicto, o indignación justiciera, requiere dos energías importantes: la primera se produce cuando la mujer comienza a recordar que efectivamente fue violada de alguna manera. La segunda se produce cuando interpreta esos acontecimientos desde la perspectiva de que su pareja eligió hacerle eso a ella de un modo deliberado y consciente. Esta actitud mental, no el abuso, es lo que crea la enfermedad.

La «indignación justiciera» produce efectos nocivos en el propio cuerpo. Quedarse atascada en esa energía durante mucho tiempo es autodestructivo. Cuanto más tiempo permanecemos en esa modalidad, buscando a un agresor a quien culpar de lo que sucedió, ya sean los hombres, nuestra madre, el Gobierno o los abogados, más se nos agota la energía del cuerpo.  Lo que está fuera de ti es efímero, lo que está dentro de ti es indestructible.  Si sanamos el maltrato, sana nuestra mente y nuestro cuerpo.

 

Si quieres abundar en este tema, te recomiendo el libro: “Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer” de la Doctora Chistiane Northrup.

El espíritu huye para escapar del maltrato.

chamanaLos chamanes creen que cuando una persona ha sido gravemente maltratada, una parte de su espíritu huye para escapar del maltrato. Para curarlo hay que recuperar el alma y llamar al espíritu que ha huido para que vuelva. Esa parte separada de su espíritu no la tiene disponible para sanarse.

Una cliente me preguntó: “Entonces, ¿cómo hacemos para curarnos?

Fijarnos en nuestros pensamientos, emociones, lo que nos obsesiona, la rabia, la impotencia, la ira. Ver si sentimos resentimiento. Aceptar nuestras emociones, nuestros pensamientos. Perdonarnos por lo que sentimos y amarnos con nuestras imperfeciones. Lo que pasó, pasó, no lo puedes cambiar, pero si puedes comprender que lo hiciste lo mejor que supiste. Se tolerante con tus propios pensamientos y emociones, no te juzgues. La aceptación nace de tu interior, de lo que has pasado nace tu realidad presente y sobre ella se sustenta tu futuro. Si pones tus fuerzas en lo que puedes cambiar, todo lo demás, ya no importa.

Cuando encuentres esas zonas, debes llamar a tu espíritu para que vuelva. Una manera de hacerlo es usar toda tu voluntad y la fuerza de tu deseo para llamar a esas partes tuyas que están atrapadas en situaciones pasadas o presentes y que no se ocupan de tu mayor bien. Es útil hacerlo en voz alta. Di simplemente:

«Espíritu, vuelve aquí, te necesito aquí conmigo». Tus partes separadas no están acostumbradas a esta llamada, pero finalmente responderán a tus esfuerzos, y entonces tu energía volverá.