El blog de Carmen Martín -Abogados-

Trabajo como Abogado, asesoro principalmente, a víctimas de maltrato y personas mayores de 65 años

El blog de Carmen Martín -Abogados- - Trabajo como Abogado, asesoro principalmente, a víctimas de maltrato y personas mayores  de 65 años

De la Comisión para la investigación de malos tratos a mujeres.

imagesFH5S8KEGQue una víctima de maltrato, tenga miedo, es lo habitual, pero que se paralice por miedo una institución creada para proteger a las víctimas, no lo entiendo. No entiendo por qué niegan ayuda psicológica a una mujer maltratada y a sus hijos.

Se supone que la comisión para la investigación de malos tratos a mujeres, con sede en Madrid, tiene un programa de atención integral a la mujer maltratada, en este programa ofrece atención en salud mental e intervención psicosocial, así como atención psicológica.

No salgo de mi asombro cuando compruebo que no quieren atender psicológicamente a unos niños porque, tienen miedo a que el padre pueda interponerles una denuncia.  La Comisión, no solo tiene miedo a que el padre pueda interponer una denuncia contra el psicólogo que trata a sus hijos, sino que también tienen miedo a hacer un informe para poder solicitar al Juez, esa ayuda psicológica que necesitan esos niños.  El miedo es sano, es una emoción natural de las personas, un mecanismo de defensa, nos salva la vida.  Cuando ese miedo, paraliza a una institución, es preocupante.

Evidentemente, un maltratador no va a dar autorización para que sus hijos sean tratados psicológicamente por maltrato, pero eso tiene solución.  Con un informe en el que conste que, evaluados los niños, recomiendan que reciban terapia, es complicado que un Juez, se niegue a conceder esa ayuda psicológica.

Estoy sumamente indignada y desencantada, otra injusticia más que añadir en la mochila de las víctimas.  ¿Por qué se niega la Comisión a prestar ayuda psicológica a estos niños?  Por miedo a una demanda, así lo reconoce su psicólogo infantil, le denunciaron hace unos meses y no quiere volver a pasar por ello.   Debería hacérselo mirar.  Mientras, esos niños sin ayuda.

¿Para que está la Comisión? Para defender los intereses de las víctimas de maltrato y, no lo hacen porque el miedo les paraliza.  Pues si no luchan aunque sientan miedo, que dejen de trabajar allí y, busquen otro sitio más tranquilo.  Cuando una persona trabaja con víctimas de maltrato, ya saben que detrás están los maltratadores. Qué un psicólogo de la Comisión no acepte tratar a un niño por miedo, da qué pensar.  ¿Qué pasa? ¿No encuentra ayuda en la institución para la que trabaja?  ¿Se ha contaminado con el miedo de las víctimas? La verdad, me surgen muchas preguntas.

Quiero dar las gracias a la  Comisión por ayudar a muchas mujeres y niños, pero también quiero darles un tirón de orejas y decirles que luchen, aunque tengan miedo. 

La palabra convence, pero el ejemplo, arrastra.